header stip
logo background


Crédito

Significa “cosa confiada”. Por lo tanto, la noción de crédito está relacionada al acto de tener confianza.

En términos financieros, un crédito es una cantidad de dinero que se le debe a una entidad (por ejemplo, un banco) o a una persona. Quien otorga el crédito se llama acreedor.

Por ejemplo, el banco ofrece al cliente una cuenta de crédito (puede ser por medio de una tarjeta de crédito), en el cuál el cliente podrá acceder a la cantidad que necesite (habiendo una cantidad máxima determinada en el contrato). En general la forma en la que el cliente paga dicho crédito es de forma regular cuando el banco le hace llegar la liquidación por el dinero utilizado, a lo que se le suman los gastos e intereses impuestos por la entidad.

El acreedor (quien concede el crédito) tiene el derecho de exigir y cobrar el dinero en el tiempo pautado y, en caso de que la persona no cumpla con el pago, el acreedor podrá ejercer las condiciones del contrato (cobro de intereses, acciones legales).

Existe un tipo de crédito que se conoce como crédito de consumo y que consiste en un préstamo que ofrece una entidad financiera a una persona o empresa a fin de que puedan comprar bienes o disponer de una determinada cantidad de dinero para una operación determinada, como automóviles, muebles, electrodomésticos, complementos de entretenimiento, ordenadores, adornos y productos para decorar y también bienes inmateriales como viajes o actividades de ocio.

Glosario de términos financieros »